CORRUPCIÓN Y POLÍTICA

CORRUPCIÓN Y POLÍTICA

Imputaron a Macri, Prat Gay y Peña por incorporar al blanqueo a familiares de funcionarios

La medida se concretó tras una denuncia penal de la diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, y otros legisladores.
 
 
Más de una discusión que he tenido sobre el tema de Política y Corrupción, tiene que ver con que hay una estrategia comunicacional desde los centros corporativos y/o políticos para presentar a los dirigentes políticos y sociales “populistas”, como los denominan, en calidad de corruptos. Esto se da en toda Latino américa. Con este tema llenan pantallas y redes sociales de noticias convergentes con el objetivo -que ya sabemos que se cumple- de que la gente -sobre todo de clases media (baja, media, media alta)- descalifique e incluso aborrezca a esos dirigentes, y, por lo tanto, no los vote, y vote a otros que esos centros ponen para que desarrollen las políticas sociales y económicas que benefician a estos sectores concentrados, permitiéndoles que lo sean aún más, y, sobre todo, generar más riquezas “sin derrame”. Están los teóricos y relatores que manifiestan esta estrategia, como Fernando Iglesias, Leuco, Majul, Vargas Llosa, y varios, que se pueden encontrar fácilmente en los medios aliados. También están las redes sociales, con ejércitos de “trolls”, y afines (remunerados, no son aficionados), que viralizan noticias (reales, medio reales, falsas, total, nadie se fija mucho, y es muy difícil encontrar al responsable) que nos hacen valorar como verdad una información, porque nos llegó por Facebook, de diferentes personas, y/o por Instagram, y/o por Twitter.
Por eso, he dicho –y diré, supongo muchas veces- que no es la corrupción el cristal para ver la Política. La Política se ve desde la Política. Si así lo hiciéramos, no votaríamos candidatos que van a perjudicarnos con decisiones destinadas a que los ricos acumulen aún más riqueza, y la sociedad en su conjunto pierda derechos esenciales: Educación de calidad, Salud, Turismo, capacidad adquisitiva acorde con una clase media como la argentina, hasta ahora, por lo menos, etc.
No estoy defendiendo la corrupción, ojalá que todas estas imputaciones que han aparecido, sean manifestaciones de una justicia eficiente y objetiva, como no lo ha sido nunca, en Argentina, y en otros países, pero no es eso lo que hará mejores nuestras vidas, sino una Política nacional, inclusiva y solidaria con los movimientos progresistas latinoamericanos, que no han muerto, aunque estén a la defensiva, porque la lucha por la Felicidad de los Pueblos no muere nunca mientras tengamos sangre en las venas.

 

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

LA GLOBALIZACIÓN, HOY, A PARTIR DE UNA NOTA DE CARLOS LA ROSA

LA GLOBALIZACIÓN, HOY, A PARTIR DE UNA NOTA DE CARLOS LA ROSA

Creo que podría escribir una nota cada Domingo con los columnistas de Diario Los Andes para demostrar su alineación política con el conjunto de medios que integraron la campaña que colaboró eficazmente en el triunfo de Macri. Un lugar común hoy es el rechazo y la denuncia del “populismo”, término ambiguo que se usa para descalificar a las medidas o Gobiernos que defienden la independencia de los pueblos o la inclusión social. Un ejemplo de los periodistas que desarrollan este planteo es Fernando Iglesias, cuya columna de hoy se titula “Un canalla llamado Fidel”, y que no comentaré porque no me parece útil dedicarle tiempo a un sectario tan evidente. Tienen un grupo nutrido de columnistas antikirchneristas entre los que, normalmente, está quien es, a mi criterio, el mejor politólogo local: Carlos La Rosa. He lamentado muchas veces que su pluma esté al servicio de Clarín, aunque, cuando, una vez, volviendo de Gral. Alvear,  con Roberto Roitman, se lo planteamos, defendió su objetividad.
Hoy, sin embargo escribió la nota que cito abajo, y que recomiendo porque es un buen análisis sobre el tema de la globalización del que tanto se habla ahora. Es una excelente síntesis de la evolución de este tema desde los ’90, y de su estado del arte hoy. Es bueno para aquellos que no lo conocen y que, a veces, tocan de oído.
Solo una mínima conclusión: en el marco de esta globalización -recuerdo a Martín Redrado en los ’90  explicándonos cómo iba a ser el empleo en adelante, cómo desaparecía el empleo formal, y otras entelequias- se desarrollaron los Tratados de Libre Comercio, refrito globalizado del librecambismo del siglo XIX, pero con el mismo sentido: que los países europeos y los EEUU se llenen de dinero a costa de los países no centrales, variante moderna de cambiar espejitos de colores por oro y plata. El macrismo se jugó por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) desvalorizando al MERCOSUR, ¿y ahora? ¿No sería mejor estar codo a codo con los Países latinoamericanos, tratando de consensuar con México, que es América Latina, no América del Norte? ¿No sería mejor apostar por las Universidades Nacionales, a las que les han reducido presupuesto para sojuzgarlas económicamente, ya que por las ideas no pueden, en lugar de apuntar al modelo chileno, contra el que la misma sociedad chilena está luchando?
Este es el problema de no entender la política, y creer que se puede manejar un país con CEOs. Les aconsejo leer esta nota de un tipo inteligente y que sabe.
 

El fin del fin de la historia

La globalización no sólo impuso una nueva dinámica capitalista mundial, sino también la arrogante idea de que la historia ya no servía para interpretar el futuro. Pues hoy la historia regresa con fuerza colosal e inaudita aunque, lamentablemente, arrastrada por los peores vientos de la reacción, quizá como castigo a la vanidad de los hombres que creyeron poder prescindir de ella.
 
Carlos Salvador La Rosa (http://www.losandes.com.ar/article/el-fin-del-fin-de-la-historia)

 

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.