¿QUÉ ES UN BOOTCAMP? (CAMPO DE ENTRENAMIENTO)

¿QUÉ ES UN BOOTCAMP? (CAMPO DE ENTRENAMIENTO)

 

Buscando cierta información, me encontré con esta palabra. Me interesó, y la googleé (acción que ya forma parte de nuestras vidas cotidianas). En realidad, conozco bastante de estos temas porque soy docente, y porque dediqué bastante tiempo a la Educación No Formal (distinción ya obsoleta, porque los bordes de la Educación Formal y la No Formal hace rato que se difuminaron y superpusieron) y a las NTICs (Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación). Además, fui Coordinador del Área de Vinculación de la UNCuyo donde desarrollamos estrategias de desarrollo emprendedor, en las que aparecen técnicas del tipo de las que se mencionan abajo. En esa búsqueda encontré a EDU4.ME (http://edu4.me/sobre-edu4me/), experiencia que reúne a emprendedores, universidades, corporaciones, inversores y entidades públicas, para construir “soluciones” de educación, basadas en el uso innovador de la tecnología. De ella, extraje una buena parte de lo que comparto con Uds.

Las nuevas tecnologías, y especialmente las necesidades cada vez más dinámicas del mercado laboral, están llevando a que se desarrollen un creciente número de nuevas metodologías innovadoras de aprendizaje, que permitan que los nuevos profesionales se entrenen de manera eficaz, y a mayor velocidad, en campos puntuales del conocimiento. Así, es cada vez más frecuente observar que nuevas metodologías comienzan a popularizarse. Algunos ejemplos de esto son los MOOCs, es decir, cursos masivos, abiertos, y desarrollados en su totalidad a través de Internet; los “Nanotítulos” (o nanodegrees, por su nombre en inglés), cursos intensivos cortos, altamente prácticos, que ofrecen una certificación ampliamente reconocida por compañías de distintos rubros; y las academias que utilizan técnicas de blended learning, las cuales combinan el aprendizaje en línea con las clases presenciales, para hacer más eficiente la adquisición de conocimiento. Sin embargo, existe otra metodología que está creciendo rápidamente, y qué está demostrando muy buenos resultados a la hora de preparar a profesionales competentes en campos fundamentalmente vinculados con la tecnología. Se trata de los bootcamps.

Inspirados en los campos de entrenamientos que las distintas fuerzas armadas utilizan para preparar a sus tropas, los bootcamps consisten en programas de entrenamiento intensivos, que se desarrollan a lo largo de períodos de tiempo relativamente cortos. La idea es que los estudiantes aprovechen al máximo el tiempo de estudio, y adquieran conocimientos y habilidades que normalmente tomaría años obtener, en unos pocos meses.

El bootcamp es una de esas nuevas palabras comodín que se están utilizando últimamente en el vocabulario de la innovación. Se encuentran bootcamps en entornos de empresa, pero también en aceleradoras y en empresas que se dedican a desarrollar nuevas formas de negocio y a sacar startups al mercado.

Por definición, un Boot Camp es un programa de capacitación especializado y diseñado para que el estudiante logre desarrollar un determinado conjunto de habilidades para llevarlas a la práctica de una manera muy rápida adquiriendo conocimientos por medio de una experiencia dirigida en un ambiente de inmersión total que evita las distracciones. Las habilidades que se pueden desarrollar comprenden aspectos técnicos, cognitivos, de estrategia y emprendimiento, sociales, físicos, entre otras.

Es un entorno temporal donde las startups desarrollan nuevas ideas y preparan su discurso y presentaciones para los inversores en un corto espacio de tiempo. Según mi experiencia se necesitan entre dos y tres días. No más.

En un entorno corporativo es donde un departamento o varios departamentos buscan generar un modelo de negocio nuevo o buscar soluciones para un problema. Este equipo multidisciplinar tiene que generar ideas, desarrollar el concepto y preparar un discurso y una presentación para los miembros de la dirección general o los ejecutivos de la empresa. Normalmente se realiza fuera de la empresa y se utilizan dos o tres días.

Puede hacerse también en un entorno multi-empresa, o multi-industria para generar un cambio radical de diferentes empresas, inversores y organismos públicos que se encuentran durante dos o tres días para desarrollar nuevas ideas y modelos de negocio para una industria en concreto, terminando con un concepto y con una propuesta para presentar dentro de las respectivas instituciones. Se realiza en un terreno neutral e inspirativo y el tema se da anteriormente para que cada participante venga preparado con ideas.

En general, tiene las siguientes etapas:

  • Presentación del tema
  • Generación de ideas
  • Clasificación de las ideas
  • Selección de las mejores ideas
  • Creación del concepto
  • Discusión y modificación del concepto
  • Creación del modelo de negocio
  • Discusión y modificación del modelo de negocio
  • Preparación de las presentaciones y del discurso
  • Discusión y modificación de las presentaciones y del discurso

El objetivo de los bootcamps es simple y lineal: ayudar a sus estudiantes a adquirir todos los conocimientos necesarios para desempeñar con habilidad un determinado trabajo. Así, sus programas abarcan una amplia gama de temáticas necesarias para convertirse en un profesional probo en campos tan variados como Desarrollo web, Marketing digital, Análisis de datos (Data Science), Diseño y desarrollo de productos, o Diseño visual, entre otros. Si bien esta metodología hoy se aplica mayormente a trabajos vinculados con la tecnología, esto no implica que no pueda ser adoptado por otras disciplinas.

En general, eliminan todo componente teórico ajeno a lo que resulta estrictamente necesario. De este modo, reducir la cursada a períodos de unos pocos meses (en general 12 semanas).

No está claro cuál será el efecto a largo plazo de los bootcamps, ni si resultan una alternativa educacional en sí mismos. Sin embargo, esta cada vez más popular metodología, está resultando muy adecuada para llenar un vacío que la educación tradicional tarda mucho tiempo en llenar.

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

SERVICIO CÍVICO VOLUNTARIO: POR QUÉ NO SIRVE PARA LO QUE DICEN QUE SIRVE

SERVICIO CÍVICO VOLUNTARIO: POR QUÉ NO SIRVE PARA LO QUE DICEN QUE SIRVE

 

El lunes pasado, el Diario Los Andes en un espacio de opinión, tomó el tema del Servicio Cívico que ha comenzado a implementar el Gobierno nacional, y recogió las opiniones del ex Gobernador Ing. Julio Cobos y del Dr. Javier Ozollo.

En estos momentos ya ha pasado la controversia que generó el tema, sobre todo porque ya han aparecido otros temas controversiales (Argentina es prolífica en noticias llamativas), por lo tanto, me pareció un buen momento para rescatar el planteo de Javier porque es claro y definitorio.

Por supuesto, hay una postura política, no en el sentido partidista, sino de una concepción de la sociedad, su sentido y proyecto, detrás de sus palabras, y de las mías.

He escuchado –ya antes del Decreto del Gobierno- opiniones sobre la necesidad de reinstaurar el Servicio Militar para encauzar a la juventud, dándoles disciplina y orden. Hay un sector de nuestra clase media urbana que reclama medidas de esta clase: mano dura, palos y tiros, disciplinamiento de las disidencias. Está claro que el macrismo cree que propiciar este tipo de política le va a hacer ganar apoyo –y votos, claro- para las próximas elecciones, además de tener alguna simpatía con esta forma de ordenar la sociedad para que no haya reclamos frente al empobrecimiento al que se está sometiendo a los sectores sociales de menores recursos, y a su creciente exclusión.

Por estas razones, adhiero a la postura de Javier, y la comparto en mi blog para colaborar con los que tengan interés en definir su posición.

Blanco&negro

Diario Los Andes, Lunes 29 de julio de 2019, página 9

SERVICIO CÍVICO VOLUNTARIO. ¿ÚTIL O NO PARA LOS JÓVENES?

Más allá de la clara intención electoral del anuncio lanzado por el Gobierno nacional de implementar un servicio civil voluntario para los jóvenes que ni estudian ni trabajan (Ni-Ni) en manos de la Gendarmería, se trata también, por un lado, de una terrible forma de profundizar las desigualdades.

Y por el otro, de una gravísima distorsión de las competencias y funciones de las instituciones.

El modelo neoliberal, impulsado frenéticamente desde 2015, tiene entro otros objetivos la baja del salario real mediante un fuerte desempleo, con el achicamiento del mercado interno y, también, la disminución de los “gastos” (en realidad es inversión) del Estado. O sea, menos trabajo y menos educación, salud y seguridad social pública. Estas medidas afectan a los sectores más vulnerables de la pirámide de edad laboral: los jóvenes y los jubilados. Cuando estos “efectos” aparecen, en lugar de corregir los problemas centrales, aparecen esclarecidos que proponen medidas conservadoras y disciplinares: por ejemplo: una nueva colimba voluntaria. Por supuesto que lo que no se dice, es que este nuevo régimen se centra en los jóvenes pobres que son los mismos que el modelo genera y margina. En el esquema neoliberal: para los pobres el disciplinamiento cuartelario para que entiendan que tienen que seguir siendo pobres y, para peor, que aprendan cómo reprimir a otros pobres; para los ricos (y la clase media sumisa) las bondades de la escuela privada. He ahí, la verdadera grieta.

En el otro aspecto, desde lo más elemental, este proyecto es un contrasentido, se desvirtúa la verdadera especialización de las instituciones de la República. Si los jóvenes necesitan inclusión, existe una institución prestigiosa: ¡la educación pública! La escuela pública argentina, desde la primaria hasta la universidad, es la institución que más sabe y trayectoria tiene en la contención, formación y desarrollo educativo de las personas. Los maestros y profesores nos preparamos durante años para realizar esta tarea. La Gendarmería, en cambio, es una “fuerza de seguridad, de naturaleza militar con características de fuerzas intermedia, que cumple su misión y sus funciones en el marco de la seguridad interior, defensa nacional y apoyo a la política exterior”.

¿Cuál es la expertise de la Gendarmería en tareas de educación con inclusión? ¿Por qué esta institución sería mejor educadora que los colegios públicos o las universidades nacionales? Si los gendarmes son aptos para la educación de los jóvenes, ¿quiere decir que los maestros y profesores son unos excelentes agentes de la seguridad y control de las fronteras? Una barbaridad.

En síntesis: ¿el Gobierno Nacional quiere inclusión para los jóvenes que ni estudian ni trabajan? Simple: que aumente el presupuesto de la educación pública, que construya más escuelas, colegios y universidades, que dignifique el trabajo docente y, sobre todo, que genere lass condiciones para más y mejor trabajo de calidad en lugar de fomentar la timba financiera, el endeudamiento y la fuga de capitales.

Javier Ozollo

Es Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad Nacional de Cuyo; magíster en Ciencias Sociales por FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales); diplomado en Ciencias Sociales por FLACSO y licenciado en Sociología por la Universidad Nacional de Cuyo.

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

LA EDUCACIÓN PÚBLICA, OBJETIVO A DESTRUIR PARA HACER NEGOCIOS CON ELLA

LA EDUCACIÓN PÚBLICA, OBJETIVO A DESTRUIR PARA HACER NEGOCIOS CON ELLA

 
El 4 de Agosto en MDZ Política aparece una nota sin responsable con el epígrafe: “Se dice que”, y encabezada por este título:
Insólita amenaza: “Van a juntar Matemática con Artes Visuales”
Uno ya sabe cómo se usan los titulares en los medios, y el MDZ es un excelente ejemplo de esto: como está claro que mucha gente no lee mucho más que los títulos, se ponen en ellos frases sensacionalistas, aunque cuando leamos el texto completo comprobaremos muchas veces que no reflejan el verdadero sentido de lo escrito e inclusive que no son verdaderas en muchos sentidos, pero es inevitable la sensación de bronca cuando lo leído lleva un tema importante a un nivel de notero de Crónica.
El tema de esta nota son los conflictos gremiales en la UNCuyo que generan pérdida de clases de los alumnos de todos sus niveles, aunque el mayor impacto se está dando en los Colegios secundarios por la masiva adhesión al paro.
¿Cuál es el planteo sesgado, con total intencionalidad política, del MDZ?
He seleccionado unos párrafos:
Divide y reinarás (en el cementerio educativo).  Lo que ocurre en los colegios de la UNCuyo no tiene fin. Los activistas sindicales saben que encuentran un rectorado permeable a sus reclamos y que no adhiere a los conceptos del Ítem Aula de la provincia. Así, saben que con condenar a esos establecimientos a perder más días de clases no solo generan revuelo, sino que dividen al radicalismo. El de Alfredo Cornejo y Jaime Correas, por un lado, Julio Cobos y Daniel Pizzi, por el otro. Recientemente reelecto en el cargo, el rector de la UNCuyo necesitó acordar con muchos sectores y en la Universidad esos favores se cumplen.”
Rifando el prestigio. Los colegios de la UNCuyo, a fuerza de años de trabajo de toda la comunidad educativa se ganaron un prestigio educativo que los hace “deseables” por todos, aunque también es cierto que han logrado constituir una élite que impide que gente que no pertenezca a su círculo ingrese, en forma contradictoria con el principio de la Reforma Universitaria que todos enarbolan aun 100 años después de los hechos. Pero si no consiguen siquiera que se den clases en la cantidad de días mínimos que establece el calendario escolar, ponen en subasta al mejor postor toda esa historia. No podrá recuperarse tan pronto. Inclusive, si la oposición ganara la conducción de la Universidad o del país. ¿Quién desearía el atraso, el caos, el embrutecimiento y la condena a tener que discutir una agenda gremial extrema en lugar de los temas inherentes a cada curso del ciclo lectivo?”
Es totalmente legítima la preocupación por los días de clase perdidos. Lo viví personalmente con las huelgas en época de Alfonsín, cuando era delegado gremial del CUC. Lamentablemente, la mayoría de las veces son la única arma de lucha contra las muchas injusticias que se cometen contra los docentes. Esto es mucho peor hoy con un Gobierno democrático solo en las formas, pero que va en contra de los intereses de la Sociedad, tratando de echar abajo conquistas gremiales fruto de luchas y de acuerdos anteriores.
Ahora bien, recostarse sobre este tema tan complejo y duro para destacar los pseudo logros educativos de Cornejo, tal vez la peor gestión de la DG de Escuelas que haya conocido, y marcar diferencias internas de la UCR que no me constan en el sentido que lo plantean, es falso y tendencioso, por alguna razón que sabrá el MDZ.
No defiendo a Daniel Pizzi, con el que tengo muchas diferencias en su gestión, pero esta nota es descalificante con él y con toda la Universidad (“…y en la Universidad esos favores se cumplen.”) Hay otras frases descalificadoras para la UNCuyo, aludiendo a su elitismo, vieja acusación popular que conozco en carne propia como egresado del CUC.
Pareciera que finalmente que la explicación del sentido de la nota, bastante confusa por lo demás, tiene que ver con el título, que sale de unos de sus párrafos: “Así, algunos jóvenes sostienen que les han dicho que es “fundamental” que tomen los colegios “porque si no en 2030 van a unir Matemática y Artes Visuales”, entre otros dislates.” Esto hace referencia a La Secundaria Federal 2030, política aprobada en el marco de la 84° edición del Consejo Federal de Educación, encuentro que reúne a los ministros de Educación de todo el país. El Gobierno escolar de Cornejo ha adherido fervorosamente a esta propuesta. Hay consenso entre muchos docentes que entienden de políticas educativas que ella tiene la intención final de cumplir con el viejo proyecto del menemismo de desregular la Educación y de sacarla de su condición indiscutible de servicio social para llevarla al de negocio, como es en Chile, o en muchos otros países, siguiendo el modelo neoliberal.
Argentina fue un país que se desarrolló con un modelo de Educación pública que la diferenció de toda América latina, es más, fue una referencia admirada por muchos. Es cierto que hay problemas, aunque no es el momento para desarrollarlos, pero el modelo es válido y necesario para construir el país equitativo y completivo que necesitamos los argentinos y América latina. Pero no son los problemas que salen de las pruebas PISA, propuestas por la OCDE, en ese modelo de Educación para los que tienen dinero, como los dirigentes que llegaron al Gobierno con el macrismo.
Estudié en una Escuela pública de la UNCuyo, como mis hijos, y aprendí lo que necesitaba para vivir y para trabajar con actitud colaborativa y con conciencia de mis obligaciones sociales.
Nos quieren vender gato por liebre: descalifican a la Escuela pública para que pensemos que la otra es mejor solución: NO ES ASÍ, NO PERMITAMOS QUE LA DESTRUYAN.
ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

TENEMOS QUE ENTENDER LA REALIDAD, NOS VA LA VIDA EN ELLO

Ayer mi querida amiga Ana Andrada me hizo llegar este video. Me hubiera gustado poder decir estas cosas de manera tan clara y rotunda como el expositor, pero, como no ha sido así, voy a dedicar esta entrada solo a compartirlo, sin comentarios.
Los que valoren mis aportes lo mirarán, y nada más pretendo; los que no, no le darán importancia, y, entonces, ¿para qué decirles algo?
Los que lo miren y no le den importancia (lamentablemente, creo que habrá varios) sepan que estoy haciendo esto por un deber de conciencia: estamos en rumbo de colisión. Si quieren hacer como los músicos del Titanic, tienen derecho.
Y a los que crean que, a pesar de la inferioridad de medios, hay que pelear porque el mundo no sea manejado así, los invito a la organización y construcción solidaria de mejores alternativas.

 

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

EL TRABAJO DEL FUTURO (MAÑANA)

EL TRABAJO DEL FUTURO (MAÑANA)

Suelo leer los domingos las opiniones internacionales del Diario Los Andes, un poco escapando a la cohorte de columnistas que alaban al macrismo, ensalzan el antipopulismo y critican a la gestión peronista, y encontré esta nota de Fiedman (“Ser dueños del propio futuro”, Thomas L. Friedman – Servicio de noticias The New York Times © 2017) en la que se plantea el viejo tema de la formación para el trabajo. Algo he mencionado sobre este problema en mi blog (domingo, 4 de diciembre de 2016, La Globalización, hoy, a partir de una nota de Carlos La Rosa), pero, como el tema es fundamental, quiero agregar algo más.

Friedman dice:
“Voy a dar detalles con algunas cuantas conversaciones, empezando con Brian Krzanich, el alto ejecutivo de Intel, quien hace poco me hizo esta observación: “Yo creo que mis nietos no manejarán”.

Dado que tiene hijas adolescentes, eso significa que los vehículos autónomos deberían estar circulando ya en 25 años, momento en el que ya no se “conducirá” el coche, sino que se programará en un teléfono, o un reloj, o unos anteojos inteligentes. Suena divertido, a menos que se sea uno de los millones que se ganan la vida manejando camiones o taxis.

Sin embargo, tampoco hay que pensar que se está seguro si se es contador.”

Esto viene ocurriendo hace bastante, pero la aceleración de los cambios tecnológicos lo va haciendo cada vez más dramático. El mismo Friedman cita a un funcionario de Intel que indica que: “su principal microprocesador eficaz hoy es el chip de 14 nanómetros que introdujo en el 2014. Contiene 37,5 millones de transistores por milímetro cuadrado. Para finales del 2017, gracias a la Ley de Moore, Intel empezará a producir un chip de 10 nanómetros que contendrá “100 millones de transistores por milímetro cuadrado; más del doble de la densidad anterior, con menos calor y menos uso de energía”. Si nos maravillamos hoy de lo que se hace en robótica, electrónica, inteligencia artificial, etc., es casi inimaginable el mundo del futuro, pero no dentro de veinte años, sino -pongamos- en el 2020.

Un primer comentario sería sobre los sistemas educativos y sobre el modo que preparan a la sociedad para enfrentarse a este trabajo altamente calificado. En general, no están resolviendo el problema, en primer lugar, porque es muy complicado resolverlo desde el aparato educativo, con todas las asimetrías y heteogeneidad de la sociedad actual, más allá de las diferencias de los países; en segundo, porque resolverlo significaría contar con una estrategia educativa de largo plazo, con una Política de Estado que cuente con los recursos presupuestarios necesarios (la Educación no es barata: son muchos alumnos, son muchos docentes). Vayamos a Argentina: no hemos tenido nunca esa persistencia de políticas educativas, es más, se pueden ver ahora las diferencias entre lo que se hizo durante la gestión peronista (y no me olvido de lo que faltó, o no se hizo) y el Gobierno actual. Está claro que no se está pensando en que la sociedad en su conjunto tenga acceso a la Educación que necesita para trabajar en este mundo, hoy y mañana. Esta Educación calificada es para pocos, para los que puedan pagarla, y no hacen falta tantas Universidades públicas (lo dijo Macri, y calificó como locura abrir tantas, como se hizo en la gestión anterior).

Ahora bien, el problema es que en general, el modelo educativo de las sociedades contemporáneas es así, y a eso tiende el Gobierno actual: no hay Educación, ni sistemas de Salud, ni casas, ni trabajo de calidad para la población de menos recursos, o sea para la mayoría que no pertenece a la franja privilegiada que se reparte más del 80% (dicho con generosidad) de las riquezas del mundo.

La Argentina todavía mantiene algunas diferencias positivas, producto de Políticas que impulsaron la Educación y la Salud públicas, como la Universidad pública, por ejemplo, pero ha retrocedido en la calidad de los servicios, y en otros indicadores sociales de calidad de vida.
El objetivo de esta entrada es que pensemos, en este año electoral, de la necesidad de que quienes se dedican a la Política se planteen este tema, y varios otros relacionados con mejorar cómo vivimos, y les pidamos propuestas. Hemos retrocedido en esta primera etapa del Gobierno macrista: podemos comprar menos cosas, se han perdido puestos de trabajo, se han cerrado negocios, empresas y fábricas. Por supuesto, la Educación está peor que antes, y estamos más lejos todavía de acceder a las habilidades y capacidades que nos permitirían enfrentar con éxito ese mundo que nos describe Friedman. Se trata de nuestra supervivencia como Sociedad, y tenemos que ser conscientes de todo lo que nos estamos jugando.

Si no lo hacemos, y no nos ponemos como prioridad que Argentina mejore en todo lo que necesitamos para vivir como creemos que vale la pena vivir, llegará un momento que ese mundo será inaccesible para la gran mayoría de nosotros. Y estoy hablando de nuestros hijos, y de los hijos de nuestros hijos, en Argentina, no en África, ni en lugares en los que la clase media y baja -no hablo de los excluidos- nunca tuvo posibilidades de una vida digna. No tenemos otra opción que pelear por la vida que queremos.

 

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.