ELECCIONES 2019: ESTAMOS EN CAMPAÑA, ¿QUÉ PODEMOS HACER LOS CIUDADANOS/AS?

by | Dic 9, 2018 | Temas políticos | 1 comment

Voy a utilizar una frase del General Perón que aprendí dentro de mi formación doctrinaria, no como propaganda política, sino como ejemplo de lo que creo que hoy necesitamos los argentinos: que cada uno de nosotros/as se haga cargo del lugar que la sociedad reclama para salir de una vez de la realidad de un país que está cada vez peor.

Perón decía: “Cada peronista lleva el bastón de mariscal en su mochila”, para indicar que todos/as tenemos la capacidad para tomar un lugar de lucha en y por la Patria, para hacerla mejor para la mayoría de los/las argentinos/as.

Esto se puede aplicar a muchas situaciones, y a cualquier país, pero ahora quiero hablar de Argentina.

Hay un fenómeno, por supuesto, no solo argentino: la falta de dirigentes capaces y confiables para la sociedad que se pongan al frente de propuestas y actividades que busquen el bien común de todos/as los/las argentinos/as o de un sector o colectivo social.

Desde hace mucho observamos este problema, no solo en la política: todos/as conocemos casos que denuncian el problema. Los encontramos en el deporte, en las iglesias, en los sindicatos, en los empresarios, en diferentes organizaciones, incluso en las que tienen un objetivo de ayuda social, pero en estas épocas de anomia y de banalización de la vida se han incrementado. El “que se vayan todos”, que cantaba la hinchada de River el Domingo pasado a los Borrachos del Tablón, la barra brava a la que acusa de participar de los problemas en el Súper clásico, los hemos oído muchas veces antes. Y para no ir demasiado lejos, en el 2001. ¿Qué sentimos todos/as? Que se han ido muy pocos/as, que los/as dirigentes cuestionados miran para otro lado y le echan la culpa a otros/as, y que estamos muy mal en nuestro país.

Ahora bien, los/las dirigentes no vienen del espacio exterior, nacen aquí, de nuestras familias, por lo tanto, no hay manera de criticarlos sin hacerlo con nosotros mismos: si hay corrupción, y la hay por todos lados, es porque tenemos valores morales poco arraigados. El mejor ejemplo es el de la gente que compra robado a sabiendas (porque el precio lo hace evidente), y que es uno de los problemas que impiden la lucha contra la delincuencia. Otro buen ejemplo podría ser la connivencia de Policía, Justicia, y otros sectores en temas mafiosos como el contrabando y el narcotráfico (me acordé de que hay una investigación que reveló la trama mafiosa de médicos y empresas (tal vez obras sociales) en la adquisición de prótesis para enfermos que, además, causa que se les implanten elementos de mala calidad que les provocan graves problemas hasta la invalidez y la muerte.

La lista podría ampliarse, y muchos/as de nosotros/as podríamos agregar otros casos, pero con lo indicado alcanza para hacer evidente que el problema de la corrupción es transversal a la sociedad en su conjunto. Ayer escuché en un Programa de Televisión que en Argentina no hay mafias semejantes a las que hay en otros países de América y Europa porque el sistema judicial, policial y político cumple los roles que necesita la delincuencia para existir. También hace poco vi una película filmada en Mendoza, con actores locales, y que ha recibido premios internacionales: La educación del Rey. Véanla, y, aunque es una ficción, muestra hechos y actividades delictivas como las que hemos escuchado relatadas o vivido directamente en nuestra Provincia.

He llegado a la corrupción como tema porque, si bien no es la principal preocupación de los argentinos (obviamente, es la economía real) ha sido elegido como caballito de batalla para desplazar Gobiernos (genérica y erróneamente llamados populistas) e instalar otros que permitan instalar modelos de Gobierno que antes instalaban con los marines y cipayos locales. La referencia a las fuerzas armadas de EEUU no es casual, porque el Imperio del Norte encabeza los proyectos (aparentemente neo liberales, aunque no tengan nada que ver con ese modelo económico, por lo menos en lo virtuoso que tenía) que han logrado desplazar con recursos formalmente democráticos (elecciones, fallos judiciales, decisiones legislativas) a Lugo en Paraguay, a Dilma en Brasil, al Kirchnerismo en Argentina, y que van contra Correa en Ecuador. Si tenemos en cuentas que los países latinoamericanos del Pacífico tradicionalmente han colaborado con este modelo económico subordinado a los intereses económico-corporativos de los países centrales, nos daremos cuenta de lo delicado de la situación de Latinoamérica.

Como es un tema que justificaría muchas páginas de comentario, y de gente más versada que yo, solo listaré algunos que me parecen necesarios para estas épocas pre electorales -aunque con operaciones políticas a full- que se agregan a lo escrito más arriba.

LA CORRUPCIÓN

Es antiquísima, y recuerdo -por Historia del Secundario- anécdotas de hechos de corrupción en el Imperio Romano, o que un empresario japonés, de una empresa aeronáutica, hace muchos años, se hizo el harakiri por haberse descubierto que había recibido coimas para adjudicar compras fraudulentamente.

Sigue existiendo, y es un flagelo terrible, que debe ser combatida y eliminada de la mejor manera posible, porque hace a la degradación social y económica, perjudica a los sectores de menos recursos, y favorece formas aggiornadas de concentración económica.

A pesar de que hay cada vez más recursos legales, técnicos, tecnológicos, etc., para combatirla, paradójicamente, en ancas de la globalización y concentración económica proveniente de los países centrales, se han generado enormes riquezas con métodos corruptos.

Países como China y EEUU, que tienen clara conciencia de esta presencia transversal de la corrupción en sus sociedades, han desarrollado estrategias bastante distintas para combatirla lo mejor que puedan, pero en la mayoría de los países no pasa esto, como en Argentina, donde hasta el Poder Judicial la usa en función de sus intereses, pertenencias políticas o funcionales o negocios propios.

Ha funcionado para descalificar políticos, funcionarios y Gobiernos como estrategia política, independientemente del grado de veracidad del hecho de corrupción al que se aluda. Hasta el proceso llevado a cabo en Brasil con Oderbrecht, que había logrado probar hechos concretos de transferencias ilegales, se ha desvirtuado con la aceptación del ex juez Sergio Moro a Bolsonaro del Ministerio de Justicia. Está claro que es el pago de los servicios prestados que dejaron fuera de carrera de la Presidencia a Lula da Silva.

CONCLUSIÓN

En este como en otros temas tenemos que tomar con mano firme nuestro bastón de Mariscal, y hacer lo que necesitamos para, de una vez por todas, salir de este estado de crisis (estoy cansado de ellas), iniciar un camino de un proyecto nacional, integrado con el resto de Latinoamérica, abierto al mundo, pero con conciencia nacional, con la participación de todos los Mariscales, que somos nosotros.

Lo que voy a plantear parece utópico para las épocas que corren: creo que el bastón de Mariscal de todos/as y de cada uno/a de los Argentinos (así, con mayúscula inicial) tiene que ver con tener una posición objetiva, lo mejor informada posible, que trate de mantenerse lejos de todas las influencias y estrategias que las campañas electorales usan hoy. Esto incluye a las redes sociales, recurso fundamental de esas campañas (véase Trump o Bolsonaro en tiempos cercanos) y a los medios de comunicación, la mayoría pertenecientes a Corporaciones con intereses económico-políticos. A partir de esta actitud, debemos asumir una decisión personal sobre qué queremos para nosotros/as y para el futuro de Patria en todos los temas claves para un país, y eso es lo que tenemos que exigir a los candidatos, no esperar lo que ellos nos ofrezcan. Después seremos nosotros/as los/las que pagaremos las consecuencias, buenas o malas, de los proyectos políticos que pongan en práctica, así que tomemos la iniciativa, exijamos lo que creamos que sea lo mejor para cada uno/a, y que cada candidato sepa que votaremos al que mejor responda a nuestros intereses.

Hemos conocido en estos últimos tiempos en carne propia propuestas políticas contrapuestas, así que podemos evaluar y decidir. El tema de la corrupción atraviesa todo y nos sirve poco para definir la propuesta, salvo la necesidad ineludible que debe incluir un plan serio y creíble para terminar con ella. Quiero decir que no se resuelve el problema con una Agencia contra la Corrupción manejada por un funcionario del Gobierno de turno (Laura Alonso es un buen ejemplo negativo), sino con controles cruzados e independientes, y un sistema jurídico y de seguridad independientes. Si no, ni hablemos del asunto, porque es una mentira.

Se me alargado demasiado el posteo, pero es un tema complejo e importante, y no pude escribirlo más brevemente. Incluso daría para otro posteo, pero, por ahora, me alcanza para plantear lo que considero el paso clave a dar en búsqueda de terminar para siempre con este país cíclico, y hoy sumido en la postración en la mayoría de los temas claves que definen nuestra calidad de vida.

 
 

1 Comment

  1. Begarie Víctor

    Coincido y opino personalmente…. Esta problemática, es mundial. Se visualiza con mayor claridad en los países menos desarrollados CULTURALMENTE especialmente donde el laicismo-ateísmo, es más fuerte. Como ejemplo aporto una comparativa entre Nigeria – Japón/Corea. La primera, Nigeria, es una verdadera potencia en recursos naturales, (biodiversidad, red hídrica más importante del oeste subsahariano, tierra negra con grandes contenidos minerales y humus, con 2 o 3 cosechas al año ;(producciones que alcanzan a consumir una población de 220 millones de personas), 6°to.productor mundial de petróleo, 4°to. gas, población muy joven, pero una cultura popular, política, empresaria, judicial, policial, militar, académica y religiosa, altamente corrupta. En cambio, Japón-Corea/s, sin los recursos naturales de Nigeria; sin petróleo, sin gas, tierras cultivables, escaza agua potable, y una de las mayores concentraciones de habitantes por km2. Japón/Corea, son desatacados y avanzados pueblos, en todas las áreas, economía, tecnología, orden y servicios sociales, seguridad, etc; Fruto de su PROFUNDA Y DISCIPLINADA CULTURA FAMILIAR. Por ejemplo: los niños japoneses desde sus primeros pasos, son EDUCADOS EN SUS FAMILIAS, a respetar a los mayores, a no ensuciar su lugar de juegos, tareas, trabajo. “La mejor limpieza es no ensuciar… limpia tu puesto de trabajo”, está incorporado al niño, joven y luego adulto en las escuelas, fábricas, lugares públicos. De la misma forma opera los concepto CULTURALES Y EDUCATIVOS, (no instructivos que corresponden a la escuela), del “Trata a todo Ser con respeto” (esto incluye desde una rana hasta el abuelo de 104 años). “No deshonres con tus actos a tu familia”, (esto explica el harakiri y los pilotos suicidad de la Segunda Guerra Mundial, prefieren morir, que deshonrar a toda su familia y comunidad). En síntesis y para nosotros los que adherimos al cristianismo, hasta que no sellemos a sangre y fuego en las consciencias de nuestros niños, jóvenes y posteriormente adultos, el mandato de “Amarás a tu prójimo…” o “No hagas al otro lo que no quieres para ti”, no habrá salida para nuestras jóvenes Naciones. Argentina tuvo la suerte de contar con dirigentes políticos brillantes, sabios, honestos y generosos, de los cuales nuestros “enemigos” , se encargaron de desprestigiar y el PUEBLO olvidar: Belgrano, San Martin, Güemes, Artigas, Dorrego, Rozas, Alem, Yrigoyen, Gauchito Lencinas, Perón, Eva Duarte, y muchos otros más, que marcaron con sus ACTOS PERSONALES, el ejemplo a seguir para la construcción de un PUEBLO y una NACION libre , justa y soberana. Lamentablemente “la viveza criolla”, brillantemente detallada por Jauretche, es la metástasis que nos está llevando a la Material Disolución Nacional, porque cultural y socialmente ya estamos DISUELTOS, ( “la grieta de Lanata), y cada día más enfrentados sobre los objetivos comunes que nos deben preocupar como PUEBLO y NACION.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

Share This