Encontré esta nota en el Diario Los Andes. Citaré algunos párrafos que me parecieron relevantes, en parte, destacar el evento que se realizó en Córdoba, ciudad tan ligada con nuestro desarrollo cultural, intelectual y científico, pero sobre todo por el párrafo final, que contiene la afirmación que subrayo abajo.

Es una propuesta interesante, que me pareció comentable.

Más de una vez se han propuesto medidas para evitar la influencia de lenguas extranjeras, sobre todo el inglés, en el castellano.

Esto se ve sobre todo en TICs (Tecnologías de Información y Comunicación), por ejemplo, en Argentina, usamos PC por Personal Computer para denominar la Computadora de escritorio, mientras los españoles hablan de ordenador.

El tema es que la tecnología se origina en países de habla inglesa, y no es fácil reemplazar estas denominaciones que ya nos llegan como parte de la innovación, y que sería muy poco práctico intentar reemplazarlas por una equivalencia en castellano que habría que estar explicando. Un ejemplo, log in, que significa iniciar sesión en una aplicación, programa o sitio web, terminó generando el anglicismo loguear, que compite con la forma doble castellana. La misma palabra aplicación compite con app, que tiene la ventaja de ser más breve. Hay que añadir la influencia de la globalización que nos pone en contacto permanentemente con terminología en inglés.

Está claro que el origen del problema es que la tecnología de punta se genera en los países centrales, y el castellano no es la lengua de esas fuentes, así que siempre iremos detrás de esas tendencias. De todos modos, Argentina, históricamente, tiene un buen nivel en el uso y desarrollo de innovación científica y tecnológica, más allá del tema lingüístico; el problema es que a este Gobierno no le interesa que nos desarrollemos en ese sentido, ya que acepta el rol que nos determinan los Países centrales de proveedores de materias primas.

Esperemos que el próximo Gobierno nos vuelva a esas políticas que le han dado a la Argentina reconocimiento mundial.

Ahora bien, la afirmación inicial es muy válida en relación a la moda tan cool (para darle fuerza al planteo) de usar palabras en inglés para cosas cotidianas que tienen denominaciones habituales en castellano.

Este uso tiene que ver mucho con estrategias publicitarias de venta, y es particularmente agudo en malls y shoppings.

Es difícil contar la sensación de rabia que siento cuando entro a uno de esos lugares, que poco frecuento, al leer: 30% Off, Sale, Mum Day (Día de la Madre). Este cholulismo innecesario es evitable, y deberíamos ser los argentinos los que rechacemos esta terminología en inglés, en cada posibilidad en que podamos hacerlo. Seamos conscientes del daño (también podríamos incluir el uso extremo de la jerga de los chats que llega a ser una jerigonza sin sentido que deteriora el manejo eficiente del habla en Argentina) que estamos produciendo a la lengua castellana.

Recordemos que necesitamos tener la mejor capacidad posible en el uso de la lengua materna, y si tenemos en cuenta que el castellano es la cuarta lengua más hablada en el mundo (no sé de dónde sacan que es la segunda, porque esa es el inglés, según mis conocimientos), deberíamos hacer todos los esfuerzos posibles para mejorar su uso, en lugar de deteriorarlo.

Reflexiones sobre el Congreso Mundial de la Lengua – Por Marta Marín

El español, segunda lengua más hablada en el mundo, deberá lograr liderazgo en ciencia, concluyó el Congreso de la Lengua.

Por Marta Marín – Docente. Magister en Literatura Argentina Contemporánea

Con mujeres trasnochadas,

Con sus largas madrugadas.

Con amores bajo el puente,

Con cirujas y docentes.

Córdoba va, Córdoba va…

Esta es una estrofa de la canción que los cordobeses entonan casi al modo de un himno provincial. Cantan llenos de orgullo su estribillo: Córdoba va. Y Córdoba fue, durante cuatro días del pasado marzo, la anfitriona del VIII Congreso Internacional de Lengua (CILE).

Durante esos días, lingüistas, docentes, periodistas, estudiantes, y público en general llegaron de distintos puntos del país y de otros países de habla hispana para poner en el centro “el futuro del español”, y pensar juntos un plan de desarrollo y promoción de nuestra lengua.

El Teatro del Libertador San Martín recibió en su bellísima sala a los más importantes oradores: Mario Vargas Llosa, Mempo Giardinelli, Joaquín Sabina, Alejandro Dolina, Cristina Bajo, Teresa Andruetto, y otros tantos escritores e investigadores de lujo, quienes dieron, cada uno con su estilo, un aporte sobre el español como lengua.

Este espacio se colmó cada noche de música y humor. La presencia del grupo Les Luthiers provocó risas que distendieron en ámbito académico. Y el hecho se repitió cada noche con lo mejor del folklore cordobés y nacional, con humor local, y el infaltable cuarteto que hizo que la ciudad bailara al ritmo de sus cantantes.

Distintos ejes tuvieron el encuentro, pero, sobre todo, educación y tecnología, en un diálogo tan profundo como amable, ganaron protagonismo en la preocupación de los asistentes.

La ciudad toda se llenó de palabras y versos, encuentros y presentaciones de libros a través del Festival de la palabra que se desarrolló en el marco del CILE con propuestas muy interesantes.

Es la primera vez que un país es dos veces anfitrión. Y fue el nuestro. Y fue en Córdoba.

El español, segunda lengua más hablada en el mundo (utilizado por más de 570 millones de hablantes) deberá lograr liderazgo en la ciencia. Con esa inquietud volvimos a las aulas a enseñar nuestra Lengua en estos tiempos de vertiginosa tecnología.

La llamaremos español o castellano, lo discutiremos nuevamente en otro encuentro, pero como sea, rescato la idea de volver a revalorizar Lengua en la escuela como objeto de estudio para que nuestros niños y jóvenes sean dueños de la palabra que distingue y enaltece al ser humano

El CILE ha sido un tiempo de encuentro para reflexionar sobre el futuro del español, pero sobre todo ha sido un espacio para borrar fronteras y sentir que la lengua nos une más allá de los límites geográficos o ideológicos.

Diario Los Andes, 22 de junio de 2019

https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=reflexiones-sobre-el-congreso-mundial-de-la-lengua-por-marta-marin
Share This