EL PAPA FRANCISCO, O EL PADRE JORGE, EN LA CAMPAÑA CONTRA EL PERONISMO Y OTROS POPULISMOS

by | May 31, 2016 | Sin categoría | 1 comment

He llegado hace unos días de un viaje por Italia y España, a las que no conocía, con varias ideas para desarrollar dándome vueltas por la cabeza, pero el Domingo 29/05 me encontré –en el Diario Los Andes, claro- con esta nota: “Macri en el camino de Canossa”, de Luis Alberto Romero (Historiador. Especial para Los Andes)

Solo una cita: “Hoy, el padre Jorge confronta con Macri para medir quién tiene mayor peso en los barrios y en el discurso. En San Pedro atiende el juego grande y en Santa Marta, el chico. Allí quiere verlo a Macri jugando bajo sus reglas. Quiere que Macri haga su camino de Canossa.” No hay mucha manera de explicar este análisis, cualquiera que entiende de Iglesia y de política, sabe que, no solo no es verdad, sino que no tiene sentido. El Papa -y este Papa, con el peso que tiene en el mundo y en la Iglesia- peleando el barrio como un puntero con Macri (que no es Obama, tampoco), es fanta ciencia. Ya había leído a otros que nombraban al Papa como Bergoglio –Padre Jorge es demasiado, me parece, aunque el Papa no pierde su condición presbiteral-, como modo de desvalorizar a Su Santidad. Estuve en la Audiencia General del 11 de Mayo, y vi lo que significa el Papa Francisco y no comprendo que alguien que se llama historiador, pueda escribir la nota mencionada, salvo que sea un escriba pago.

Entonces, vinieron a mi cabeza otras plumas que escriben, o por encargo, o por ser parte de una campaña política: por ejemplo, Fernando Iglesias, que durante la campaña de Macri apareció en cuanto programa periodístico pudo, o le abrieron desde los medios amigos, descalificando salvajemente al Peronismo, y a los populismos en general, dentro de los cuales lo pone, en un análisis muy discutible. Había también una colombiana, de la que no me acuerdo el nombre, pero que era de la misma especie. Julio Bárbaro también ha entrado en esta vertiente, con toda su inteligencia y capacidad de palabra.

Hay variantes: el blog Zuleta sin techo, informadísimo, y que vale la pena leer, pero más de una vez sesgado de una manera que supone direccionalidad; en Mendoza, Carlos La Rosa, el mejor politólogo local, escribe notas de periodismo de opinión para el Diario Los Andes del Grupo Clarín, con un alto nivel de formación política y sociológica, pero inscripto en los intereses de la Corporación multimedial. Con Roberto Roitman, hace mucho, volviendo de General Alvear, adonde lo habíamos llevado a exponer (una presentación brillante, por lo demás), se lo planteamos, y lo negó, pero la lectura de sus artículos evidencia su pertenencia.

Más de una vez me he preguntado sobre la posibilidad real de estar correctamente  informado o de conocer posiciones con un grado razonable de objetividad, o por lo menos, con una declaración explícita de su posición política o pertenencia institucional. No soy optimista sobre esto, pero lo de Francisco me pareció una vuelta y media de tuerca más. Ya no es sesgar una información o un análisis, sin preocuparme por darle verosimilitud o fundamento. El miente, miente, que algo quedará, que dicen que dijo Goebbels, sigue siendo –más que nunca- válido. Lo nuevo es que en el marco del mundo globalizado e híper comunicado, con la enorme concentración económica actual, estas mentiras pueden poner y sacar presidentes, e instalar formas de gobierno contrarias a los intereses de la mayoría, bajo una idílica apariencia de democracia republicana.

 

Dentro de este marco, el tema de corrupción es un buen ejemplo que desarrollaré pronto, pero que es útil para demostrar el uso que se le puede dar a valores o concepciones positivas para ponerlos al servicio de intereses sectoriales. Francisco no se va a ver afectado por la nota de Romero, pero sirve para ver cómo actúan estas minorías en las que coexisten corporaciones, empresarios, jueces, sindicatos, etc., al servicio de un proyecto de poder.

 

1 Comment

  1. jorge

    La mentira sistemática, la invención de "una realidad". Es una práctica, que desarrollan no solamente de algunos periodistas o intelectuales mercenarios. Es la práctica, cotidiana y sistemática de los principales medios de difusión masivos.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

Share This