ELECCIONES 2019 EN ARGENTINA: TRIUNFÓ LA ESPERANZA, PERDIÓ LA MENTIRA

by | Oct 27, 2019 | Temas políticos | 0 comments

 

El 28 de noviembre de 2015 publiqué la primera entrada de este blog Miradas desde Mendoza, ya casi hace cuatro años. Si bien incluí varias categorías, de las 122 entradas, más de 80 son en la de Temas Políticos. Por lo tanto, esta fue la intención primordial para ponerme a escribir un blog.

No fue casualidad, porque siempre me interesó la política, activamente desde que ingresé a Filosofía y Letras, pero desde antes en lecturas y conversaciones.

Participé como Coordinador del Área de Vinculación de la UNCuyo en la gestión del Ing. Somoza, y, desde lo político, fue una de las etapas más satisfactorias de mi vida: gestionar un área tan llena de posibilidades dentro de un Gobierno universitario concebido como parte de un Proyecto Nacional y Popular me llenó de satisfacciones.

Después de que perdimos las elecciones universitarias en el 2014, y las generales posteriores, sentí que debía buscar un nuevo lugar de militancia, porque mi vocación por la política, mucho más en la derrota, seguía intacta.

Entonces se me ocurrió lo del blog, decisión que reafirmo hoy: escribir tal vez fue mi primera vocación, y afloró cruzando el momento histórico y personal de entonces.

Esa primera entrada fue solo la publicación de una nota de opinión de Roberto Roitman sobre el triunfo de Mauricio Macri. Hoy, a días de las elecciones nacionales que pueden definir el próximo Gobierno, nada más oportuno que recuperar aquella opinión

Dejo el link al final, pero voy a rescatar algunos párrafos interesantes para analizar en estas circunstancias

Dijo Roitman:

“Daría la impresión, por los últimos días, que no habrá tratamientos de shock, más allá de la primacía de un equipo neoconservador y neoliberal: sea porque la mayoría no hegemónica no lo permita, o por decisión propia. Así como sabemos que en la Argentina, no es sustentable un modelo económico que base su competitividad en salarios bajos (además: siempre hay un país con salarios más bajos) ni tampoco basado en materias primas baratas, en el mundo de las cadenas globales de valor.”

La del PRO es una situación inédita, que algunos caracterizan como “la nueva derecha”. Recomiendo leer: Mundo PRO, de G Vommaro, S Morresi y A Bellotti, de Edit. Planeta donde se los caracteriza como formadas al estilo de los think tanks estadounidenses, que funcionan a la vez como centros de elaboración de programas de gobierno “llave en mano”, como espacios de socialización profesional y como núcleos de lobby. Este tipo de organizaciones trabajan en propuestas que giran alrededor de las nociones de modernización, transparencia y efectividad, detrás de las cuales no es difícil imaginar clivajes como eficiencia/ineficiencia, nueva/vieja política e improvisación/equipos.”

Este análisis de Roberto desde la lógica política, y desde su conocimiento y militancia, era válido, y tal vez era, en otro plano, lo mismo que esperaban muchos/as argentinos/as que confiaron en el PRO.

Sinceramente, no voté al PRO, y no creí sus obvias mentiras, pero nunca pensé que iban a hacer tanto daño. La metáfora del Ángel Exterminador, que usó siempre Asís para llamar a Macri, hoy es una dura realidad.

No voy a reiterar los panoramas desoladores de la Argentina de hoy, pero extraje una cita de Deustche Welle (https://www.dw.com/es/argentinos-eligen-nuevo-presidente-en-medio-de-crisis/a-50973867) (25/10/2019), para evitar que nadie la cuestione.

“Nunca había visto a mi país sufrir tanto”, dice el joven taxista Manuel. Tiene 27 años y está preocupado por su existencia desde que estalló la crisis económica en su país. “Nos falta todo. Trabajamos y trabajamos y, sin embargo, no tenemos suficiente para vivir “.

La tasa de inflación anual de Argentina es del 53,5 por ciento y un tercio de los argentinos vive por debajo del umbral de pobreza. Es así como a fines de 2019, 4,5 millones de personas en el país pasarán a considerarse indigentes. Incluso en septiembre, el Congreso se vio obligado a declarar la emergencia alimentaria hasta 2022.

Para muchos argentinos, el culpable de la situación actual es el presidente Mauricio Macri. Cuando llegó al poder en 2015, prometió a los ciudadanos un país sin pobreza, nuevos empleos estables y una tasa de inflación inferior al 10 por ciento. Cuatro años después, los argentinos se enfrentan a una crisis más aguda.

El plan de Macri para liberalizar la política financiera argentina, después de años de proteccionismo, ha fracasado trágicamente. En lugar de atraer a inversores extranjeros y estimular la economía volátil a través de condiciones competitivas más libres, convirtió al país en un patio de recreo para los especuladores de divisas, y finalmente buscó ayuda del Fondo Monetario Internacional.

Fue así como el FMI le otorgó a Argentina, en junio de 2018, el crédito más alto de su historia: 50 mil millones de dólares. Suma que se incrementó en 6.300 millones de dólares el mismo año. Esto fue seguido por una política de austeridad drástica que resultó fatal para la clase media. Y muy probablemente también para el presidente.”

 

Sobre la mesa los dos textos: el del 2015 y el actual, que permiten una síntesis rápida de estos cuatro años, y del peor Gobierno que yo haya conocido, a pesar de que hay otros fracasos de gestión.

Las causas de este fracaso rotundo y terrible son varias, mencionaré algunas:

  • Haber aplicado un planteo seudo neoliberal, en lo económico y en lo político, fuera de época, pero, además, llevado a cabo con rigidez y tozudez.
  • Conjuntamente, un equivocado –extraño en quienes de auto denominaron el mejor equipo de los últimos 50 años- diagnóstico de la realidad. Por ejemplo, pensaron:

Que, eliminando el déficit fiscal, lloverían las inversiones

Que podíamos a parecernos a Chile (el mito del modelo chileno que más de una vez cuestioné en mi blog, ha quedado en evidencia en estos días), sin tener en cuenta las diferencias de los países.

Que había que desplazar a la política, a la que menospreciaron y quisieron reemplazar con CEOs y meritocrátas que no conocían la Patria, y, no solo fracasaron, sino hicieron enormes negocios.

Que la Patria financiera era el mejor aliado, desconociendo a los sectores que mantenían el consumo y la economía argentinos.

  • Creer que la política se resolvía técnicamente, según el modelo de Durán Barba que les permitió ganar todas las elecciones hasta las PASO de Agosto. Con temas como el de la grieta, o la corrupción, lograron que el electorado básicamente anti peronista odiara al Peronismo, lo que permitió la victoria del PRO. Pero esa estrategia no podía resistir la realidad del fracaso económico que vació las heladeras.
  • Un tema clave es el del relato: lograron que ese núcleo duro que los sigue votando (fundamentalmente anti peronistas en diversos grados, hasta el odio visceral y profundo) asumieran con fervor que el Peronismo era lo que peor que le había sucedido a Argentina. Incluso esto les permitió ganar las elecciones del 2015/17. Crearon un aparato judicial mediático, con participación de servicios de inteligencia, también un gran equipo de trolls que coparon las redes con fakes news, e instalaron lo que llamé “la Matrix macrista”. El problema es que se lo creyeron también ellos y pensaron que podían manejar la realidad, y a la sociedad, cosa que no sucedió.

A esta altura del 27/10, día de elecciones nacionales, con la certeza de que no habrá segunda vuelta, y que Fernández – Fernández serán Presidente y Vice de Argentina, y que hemos derrotado en las urnas al neoliberalismo para que nunca más vuelva, no tiene mucho sentido ampliar o profundizar el análisis.

El pueblo argentino ya evaluó lo que Macri había hecho, y lo rechazó. Esto que hubiera parecido imposible pensar cuando escribí la primera entrada de Miradas desde Mendoza, hoy es una realidad, y me siento muy orgulloso de haber sido parte de ese proceso.

Roitman cierra la nota así, y fue un brillante presagio:

“Cierto es que los cambios en la política se dan en todo el mundo. La marcha y la tarea continúan: una elección, por trascendente que sea, no es el final. Es la continuidad de un proceso histórico más o menos disruptivo, pero que siempre es consecuencia de lo anterior. También así será la reconstrucción del peronismo, como un mugrón en el viñedo: de la tierra al pecho. Que sea lo mejor para esta sociedad donde vivimos todos.”

 

Roitman: https://www.miradasdesdemendoza.com.ar/2015/11/28/roitman/

Ganó Mauricio Macri. ¿Y ahora ..?

OPINIÓN lunes, 23 de noviembre de 2015

https://www.losandes.com.ar/article/gano-mauricio-macri-y-ahora

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.

Share This