PERONISTAS DE MENDOZA, ES HORA DE HACERNOS CARGO

by | Feb 1, 2020 | Temas políticos | 0 comments

 

He publicado alguna nota sobre el Peronismo en Mendoza, y había comenzado algún borrador sobre su situación –cuasi terminal- después de las últimas elecciones.

Sin embargo, hoy me encontré esta Nota de Opinión en el Diario Los Andes que hace un análisis muy válido del peronismo menduco, y la quiero compartir con uds., con mis aportes.

Me hice peronista en 1973, para siempre. Viví ese inmenso dolor nacional que significó la muerte del General, junto con los champanes descorchados de los que la celebraron, como lo habían hecho cuando murió Evita, y después cuando lo hizo Néstor Kirchner. Por lo tanto, conozco a ese anti peronismo visceral, y lo acepto, pero quisiera que los argentinos saliéramos de una confrontación que no nos sirve para consolidar un proyecto de país que no solo nos contenga, sino que nos permita una vida de calidad para la mayoría de los argentinos/as.

No comparto la descripción tan negativa de los dirigentes porque no acostumbro hablar así de los compañeros si no estoy frente a ellos, pero es innegable la decadencia dirigencial –más allá de que se trata de un fenómeno transversal de la sociedad- que aqueja al Peronismo.

Costó mucho convencer a los compañeros que acompañaran al equipo que llevó adelante la campaña electoral: había gente que muchos peronistas no aceptamos porque consideramos que debía dar un paso al costado porque no representan a un peronismo actualizado y doctrinario.

Coincido en que hay muchos/as compañeros/as de excelente nivel, y sobran conocimientos y capacidad, pero, cuando se cierran las listas, están los mismos de siempre, que tampoco aspiran a ganar, sino a estar como candidatos en un lugar entrable.

En Guaymallén, sigue mandando un pardalismo remanente que no se va ir a la casa (nadie lo hace), si los compañeros que queremos una propuesta a la altura de lo que merece Mendoza, no nos organizamos y tomamos la conducción del peronismo mendocino.

Este proceso debe comenzar pronto. Tenemos que encontrarnos, hablar y organizarnos para ser mayoría y llegar con un proyecto que signifique algo valioso para los mendocinos.

Si hay algo que ha quedado en claro después de las elecciones (estas y las anteriores) es que cuando el peronismo se une, gana las elecciones; por no hacerlo, perdió en el 2015.

Por lo tanto, está en nuestras manos cambiar este presente: tenemos una Historia y una Doctrina que nos lo reclama para llegar a ser la “Argentina que San Martín soñó.”

Peronismo de Mendoza: después del desastre

Por Mauricio Guajardo Corvalán – Médico UNCuyo. Ex jefe de prestaciones médicas PAMI Mendoza

https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=peronismo-de-mendoza-despues-del-desastre-por-mauricio-guajardo-corvalan

 

Visualizo un recuerdo de mi infancia, que se presenta como una foto en blanco y negro. Mi abuela y mi padre llorando por la muerte de Perón. También perplejo, observaba la evidente alegría de un empresario conocido. Siempre existió y existirá esta diferencia ideológica aquí y en todo el mundo; no sorprende y hasta es saludable que así sea (no entiendo la vida con un pensamiento único, sin disenso). Pero no se explica el odio irracional que se evidencia en nuestro país (de ambas partes), sin tolerancia y respeto por el que piensa distinto. Sin dudas, la sociedad argentina es muy confrontativa, pero justamente es el resultado de tener clase media. Qué paradoja, ¿no?

Al crecer, mi síntesis se resume en una pregunta: ¿Un Estado neoliberal o un Estado de bienestar? Es obvio que aquí hay un dilema ideológico. Después de muchos años de estudio y análisis, intenté explicarme qué pasaba:

  • Muchos pensamos que el “peronismo” (más allá de sus indefendibles errores), permitió que nuestro país tuviera clase media (a diferencia del resto de América Latina).
  • Otros “No peronistas” (algunos amigos, sí, hermanos de la vida), creen lo opuesto, que era y es la causa de la decadencia.

Estas reflexiones, ubican desde mi perspectiva (y sin defender lo indefendible), al peronismo como actor imprescindible para tener el país y la provincia que soñamos.

Pero ¿es éste el peronismo que puede transformar y desarrollar la Mendoza que queremos todos?

Estas últimas elecciones despertaron una profunda pena en mí. El comentario en la última campaña del ex gobernador, definiendo esta campaña electoral como pobre intelectualmente, fue un golpe de nocaut para el peronismo (y también para mi autoestima).

Debo reconocer mi profundo enojo y desilusión, al ver en Mendoza un proceso autodestructivo, liderado por la actual dirigencia. Sin dudas, hay un antes y después de esta elección, o no entendimos nada. Un grupo de jóvenes sin estructura partidaria, le ganaron al Partido Justicialista y sus intendentes.

La dirigencia de nuestro movimiento provincial evidencia una franca decadencia. Si uno compara ex gobernadores justicialistas de hace 30 años (que terminaron siendo candidatos a presidente, embajadores en EEUU, etc.) con los últimos, nos causa gracia (en realidad dicha comparación hasta resulta un tanto bizarra).

Si evaluamos la gestión de los dos últimos gobernadores peronistas, era una obviedad que se perdería el poder por un tiempo prudencial. Uno de ellos, no pudo ganar ni siquiera la interna para ser intendente en su tierra, todo un reflejo de la realidad.

Por favor, muchos de nuestros máximos referentes y candidatos no pueden hablar de corrido. En otras épocas su techo habría sido ser concejal. Hacemos campañas evitando que se expresen y digan cómo piensan transformar la realidad. Esto no es discriminar, es reconocer las limitaciones. Por ejemplo, yo no podría ser ministro de Economía, no estoy capacitado para ello, y me ubico.

La pregunta es ¿qué nos pasó peronistas de Mendoza? La sociedad observa esto y expresa que no cree en nuestra alternativa. La fallida reforma de la ley 7.722, dejó expuesto lo desorientados que están nuestros referentes. Así, seguramente, perderemos la próxima elección, y lo grave es que la dirigencia no entendió el mensaje.

Peronismo mendocino, ¿seguiremos hasta terminar siendo una minoría testimonial? ¿Aprenderá la dirigencia del claro mensaje de la ciudadanía? ¿Jugará cada uno el rol que puede (no el que desee) para construir la Mendoza soñada? ¿Se pensará desde el peronismo, con intelectuales, qué provincia queremos y cómo desarrollarla? (obvio, con el imprescindible sostén del territorio pragmático que siempre nos caracterizó).

Por último, ¿dónde estás Jauretche de mi vida que no te puedo encontrar?

Francamente creo que el peronismo local tiene referentes y materia gris, para pensar la provincia que merecemos. ¿Tendrá la grandeza necesaria la actual dirigencia para dar un paso al costado?

Si no cambiamos el rumbo del peronismo mendocino, la ciudadanía continuará buscando las respuestas en otro lado; para alegría de muchos amigos, y para tristeza de mi padre (que en paz descanse) y la mía propia.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADOLFO ARIZA

ADOLFO ARIZA

Autor del Blog

La actualidad de Argentina y el Mundo, Noticias vistas desde Mendoza por el Profesor Adolfo Ariza. Realidad, Información y Medios de Prensa en notas con una mirada local y abierta.

Profesor y Licenciado en Literatura. Coordinador Área de Vinculación – Secretaría Desarrollo Institucional – UNCuyo entre 2008 y 2014 (Desarrollo Emprendedor). Responsable de Kusca Gestión Colaborativa para Empresas.

Productor de los blogs: 

Kusca – www.kusca.com.ar

Miradas desde Mendoza – www.miradasdesdemendoza.com.ar .

¿Querés suscribirte al blog?

Sólo necesitás indicar tu e -mail y te enviaré mis posts, cada vez que publique uno nuevo.